Ella, policía

Nota personal:

Recuerda tu carta de amor a esa policía federal de piel blanca y cabello negro.

La que te vio feo y recargó su mano en su cinto cuando te acercaste.

Recuerda, recuerda.

Recuerda que el amor se encuentra entre momentos no dentro de uno.

Recuerda que la recuerdas todos los días.

Recuerda que te recuerda que a veces lo hace.

-

Recuerda que ella, policía, fue meramente un momento, y el amor no se encuentra dentro de momentos, se encuentra entre ellos.

Como antes de dormir.

O antes de escribir.

O después.